13.10.10

33

El televisor a mi derecha
hace no sé cuántas horas está clavado
en un mismo canal
en una misma escena repitiéndose una y otra vez
y otra
y otra
treinta y tres veces lo mismo
treinta y tres veces los gritos
el nerviosismo y al fin
el júbilo en los ojos
la tragedia estallando en un abrazo
de felicidad
sonrisas, saludos, la camilla y otra vez
allí vamos
encapsulados y bajando
vuelven los nervios
mis ojos clavados en la concatenación infinita de esos tres o cuatro
/planos
mi alma consustanciada con el pathos ajeno
una lágrima se me escapa
y me obliga, por un momento
a cerrar los ojos
suspender el mundo
y girar la cabeza
volver
a este ambiente viciado de humo
ruidos de cubiertos, conversaciones varias
algunos ríen, otros dialogan con preocupación
y los demás con los ojos clavados
en el televisor a mi derecha
en el mismo canal
en la misma escena repitiéndose una y otra vez

¿en qué momento la noticia
dejó de ser una línea informativa en el diario?
¿en qué momento la vida del otro
se transformó en este patético espectáculo?

El reality más real
protagonizado por treinta y tres casi muertos
treinta y tres casi mártires
testigos del sacrificio
de los héroes anónimos.

4 comentarios:

mala praxis dijo...

yo también lloré. me emocionó bocha.

buh dijo...

vi el título en facebook y pensé que ibas a escribir acerca de cómo perder un partido de truco.

Nico dijo...

Notable texto viejo !. Escritor que escribe sobre lo que acontece, merece plenamente escribir.

Sería honor que te pasaras por mi blog unos momentos, me dijieras como va.

Saludos y felicitaciones, increíble blog. !

Lucas dijo...

"Todo este show es real, alucinante...
y aunque mires no podrás ver jamás" (Los tipitos)